Decisiones técnicas importantes en un proyecto TPM

Son diversas las decisiones relacionadas con la estructura para gestionar TPM, políticas, objetivos, desarrollo y estrategia de implantación. Esta selección de opciones las hemos analizado en otras publicaciones en nuestro sitio www.ceroaverias.com. Sin embargo, poco hemos conversado sobre las decisones técnicas que se deben tomar cuando se introduce o depliega el TPM en una industria. Intentaré a continuación, reflexionar sobre estas posibilidades:

  1. Selección del área o zona piloto donde se inicia el proyecto TPM. Independiente de los temas de liderazgo, grado de implicación de los operarios, estado de los equipos y otros criterios de selección, es necesario tener en cuenta que la selección del área piloto, afecta el tipo de modelo de TPM que se prenetnde desarrollar. Veamos por qué. Si el área piloto está compuesta por procesos continuos, donde el flujo se realiza a través de tuberías y es activado por bombas, controles, intercambiadores, etc., el modelo de TPM (combinación de pilares prioritarios) puede cambiar en comparación con una línea piloto de empaque final de producto, que se asemeja más a la manufactura. En la industria de procesos los pilares mejoras enfocadas y mantenimiento planificado, juegan un papel muy importante en la mejora del OEE de las operaciones. En el caso de la manufactura, el mantenimiento autónomo contribuye significativamente en los resultados de mejora del OEE. La combinación más efectiva de pilares para mejorar los resultados de la manufactura es la formada por el pilar de educación y entrenamiento y mantenimiento autónomo. Los demás pilares son igualmente significativos para los dos tipos de procesos.
  2. Decisión de desarrollar el pilar mantenimiento planificado por equipos  o por componentes. En instalaciones donde el recurso humano es reducido, seguramente es más adecuado desarrollar un modelo de pilar MP, enfocado a a las partes, en lugar de los equipos completos. Si los equipos se encuentran muy deteriorados, seguramente la opción es desarrollar el pilar MP enfocado en los equipos. Si el número de equipos es reducido está claro que la opción es enfocar el MP a equipos. Las habilidades de los técnicos se deben incluir en los criterios de diseño del proyecto TPM. Si la preparación de los técnicos es elevada, seguramente que la mejor opción es enfocar el piloto MP a las partes, si además, se dispone de numerosos equipos. Por último, si esperamos que las actividades de mantenimiento autóno no brinden grandes resultados en la mejora de la productividad, un modelo MP organizado por equipo es más conveniente. Si los resultados esperados con MA son elevado, un modelo de MP por parte será más interesante.
  3. Decisiones de iniciar con los ocho o cuatro pilares TPM. Esta es una típica pregunta que nos llega a nuestro sitio. Es importante entender que implantar los ocho pilares TPM es el objetivo más interesante y retador para una organización. La sinergia existente entre pilares ayuda a alcanzar resultados realmente extraordinarios. Sin embargo, no se debe olvidar la filosofía Kaizen de pequeños cambios y continuos para lograr grandes transformaciones. Implantar los ocho pilares exige contar con una estructura poderosa de soporte. Los recursos generalmente son limitados y los directivos superiores (por su falta de conocimiento sobre el TPM) no son fáciles de convencer de la necesidad de reforzar la estructura con nuevos roles, que en la mayoría son a tiempo completo. Desarrollar los ocho pilares implica una carga emocional intensa por las expectativas que se generan, la falta de preparación para coordinar en forma efectiva las acciones y la sobre carga de trabajo en determinados departamentos que deben aportar actividades necesarias para el funcionamiento de varios pilares. Es más adecuado avanzar progresivamente en la introducción de los pilares, por ejemplo, cuatro inciales y progresivamente ir avanzando en el desarrollo de los restantes. La selección de los pilares dependerá del tipo de pérdidas que se pretenden solucionar, grado de avance en las operaciones de mantenimiento, tecnología de los procesos y antiguedad de los equipos. Si su empresa no se va a certificar por el JIPM, no es necesario crear una tensión elevada, cargando la estructura de los ocho pilares, sin contar con experiencia previa de unos pocos. El objetivo no debe ser la certificación, cualquiera que sea. El mejor certificado es que su empresa y los clientes sigan avanzando en la construcción de una ventaja competitiva y la empresa siga incrementando la participación de mercado.

En otra publicación podremos analizar algunos puntos de vista solicitados por nuestros lectores. Ruego nos haga conocer los puntos que consideras que podemos incluir en este tipo de conversaciones.

Felices fiestas de navidad y un prospero año 2017. Nosotros seguiremos trabajando para actualizar a fondo la plataforma tecnológica que por tercera vez asumimos en un plazo de doce años.

Humberto Alvarez Laverde

Ceroaverias.com

Reflexiones para la acción. Un servicio de www.ceroaverias.com